Canal de Cabarrús

Con una longitud de trece kilómetros, la construcción de este canal data de los siglos XVI al XVIII, y fue el primero que se construyó para el riego de la vega de Uceda.
Discurre por las localidades de Patones, Torremocha y Torrelaguna. Originalmente contaba con seis puentes, tres acueductos, ocho casetas de guardia y numerosas acequias menores.


Se mantuvo en uso hasta finales del siglo XIX, cuando se empezó a construir el canal de Isabel II, con el objetivo de abastecer de agua a Madrid. Actualmente se mantiene en funcionamiento 1300 metros en Patones de Abajo, con el agua procedente del Canal de la Parra y del Embalse del Atazar.